Tuesday, July 17, 2007

Quién puede matar a un niño?

Mi vida como un perro, El Bola, Las vírgenes suicidas, Ratcatcher, Fanny y Alexandre... son ejemplos de las más comunes representaciones de la infancia. Niños que reflexionan más que adultos, la difícil tarea del paso a la madurez, las diferencias generacionales, la inocencia y la pureza, me aburren.
Nos movemos sobre arenas movedizas, la figura del niño está plagada de tabús y responsabilidades, ya que de nosotros depende su seguridad y bienestar, su futuro y porvenir. Como todo terreno incierto, abundan las contradicciones de la sospecha. Es una caza de brujas y cualquier observación que se salga de los cánones obedientes y temerosos será tachada de irreverente. Esto le ocurrió a Happiness y a Leon, que no se salvaron de las críticas de los sectores más conservadores y fecales de la prensa: "La sexualidad y agresión infantil ha de ser obviada, ignorada!", nuestro papel de protectores nos grita. Esta es quizá la razón de la escasez de representaciones de asesinatos a niños en el cine, a parte de las obvias regulaciones legales. El más recurrente recurso utilizado por los cineastas consiste en la metáfora visual como autocensura: En M de Fritz Lang la muerte de la niña de ricitos de la primera secuencia, se interpreta con la imagen de los globos sueltos, ascendiendo en el cielo.
Sin embargo, hay excepciones, crímenes tan cruentos que por su anomalía permanecen en mi memoria grabados a fuego. Tras el jubiloso post sobre la violación, mi nuevo listado apunta a otra temática no menos peliaguda: El asesinato del niño:



-Funny games (Michael Haneke, 1997)
Un asesinato cometido mientras mi actor fetiche, Arno Frisch, se prepara algo para comer. A la peculiaridad que supone la muerte del niño en sí, hay que sumarle el hecho de que a pesar de suceder fuera de campo, la impresión que se le queda al espectador es no sólo de haberlo presenciado, si no de haber participado en el disparo. Una escena rodada con muy malas intenciones, pero cuya invitación a la reflexión resulta efectiva.



-Once upon a time in the west (Sergio Leone, 1968)
Un crimen complejo para una de las mejores películas de la historia. Porque el niño ya no tiene a nadie, porque se podría vengar en un futuro, porque alguien ha dicho su nombre. No me resisto, la secuencia es tan bella que entro en trance, nada de lo que diga le hará justicia.



-Dawn of the dead (Zack Snyder, 2004)
La original de Romero cuenta también con asesinato infantil, pero elijo este remake por la impagable idea de incluir el embarazo y parto zombie, algo que así dicho recuerda a Polanski, pero con el componente saturnino: El bebé muere en manos de su padre tras un discurso de éste último, a pesar de lo innecesario del crimen: Qué va a hacer el crio? Morder con las encías?



-Quién puede matar a un niño? (Narciso Ibáñez Serrador, 1976)
El inicio de esta película muestra desalentadoras imágenes de niños maltratados: Campos de concentración, infantes famélicos del tercer mundo, como para justificar el comportamiento psicopático que después veremos.
El señor de las moscas versión gore cuenta con un final que molestó a la crítica: Los turistas se lían a tiros con los críos en un mero ataque de supervivencia. Pero ni por esas...



-Al final de la escalera (Peter Medak, 1980)
Siento decir que, a pesar de lo que me gustaba esta película, no soporta muy bien el segundo visioneado. O es que los años pesan para ella. Aún así, me sigue impactando el asesinato del pobre chiquillo paralítico, ahogado por su padre en la bañera mientras golpea la misma con su manita. El plano fijo muestra el colgante religioso de oro que el niño lleva en su cuello hasta que dejamos de oir el sordo ruido rítmico.



-Cementerio de animales (Mary Lambert, 1989)
El atropello al bebé no podía ser más dramático: Un coche hubiese sido suficiente, un trailer metalizado, un exceso cómico.
Su transformación en monstruo zombie no deja de ser chocante, mata primero al vecino y después a su madre, a la que dice: "Mami, te traigo una cosita", siendo el regalo un cuchillo. Su padre consigue dominar la furia asesina de su hijito por medio de una inyección... letal?

-Leolo (Jean-Claude Lauzon, 1992)
Porque sueño no estoy loco. Qué bella película y qué bello retrato familiar. Y no es sino un asesinato lo que sufre el pobre Léolo? La última escena en la que nuestro héroe descansa inexpresivo en una bañera de agua fria me traumatizó de peor manera que si hubiera muerto físicamente. Mataron sus sueños y con ellos se fue su cordura. Eso es un crimen.

-28 days later (Danny Boyle, 2002)
Gracias a mi Dr Zito por aportar este título a mi colección de los horrores candorosos. De nuevo, un niño zombie (bueno, rabioso), lo que si me permiten, brinda un pretexto estupendo para justificar la violencia contra un menor: No es un niño a quien maltratan, es la representación del mal.
La escena marca un punto de inflexión en la evolución del personaje: Ha perdido la moral y la inocencia y le queda el instinto más básico de supervivencia. Así, cargado con un bate, destroza al pequeño zombie, símbolo de la honradez perdida.

Labels:

23 Comments:

At 2:39 PM, Anonymous noemi said...

¿Publicas todo ésto también en alguna revista de cine? ¿En el periódico? Porque haces excelentes trabajos, mis respetos.

 
At 2:46 PM, Blogger el zurdo said...

Año 1976: coincidencia en el tiempo de la película de Chicho con la entrada en Pnom Penh de los Jemeres Rojos, primera fuerza polimili que reclutó masivamente a niños para tareas letales.
Sugerente.

 
At 3:18 PM, Anonymous Dr Zito said...

Ahora que lo menciona Pussy, la elipsis de M se repite en un episodio de Expediente X en el que un trenecito arrolla a un infante.
Y tambien al hilo, me hace pensar que Sergio Leone es probable que matara cinematograficamente a muchos ninyos, no? A mi se me ocurren dos: Uno en la trilogia Eastwoodera y otro en "Una vez en America".

Y no me diga que, aunque ahora este de moda denostarla, a usted tambien le gusto Leolo. Ay, que me derrito.

 
At 3:29 PM, Blogger el zurdo said...

Me gustaría saber qué lío se traen con la ñ: generalmente, Miss Pussy usa la "ny" y justo en esta entrada le da bastante a la ñ. Ahora es el dr Zito el que le da a la "ny".
¿Es una cosa de afirmación lingüística vernácula o de falta de eñes en algunos blogs foráneos?
En caso de que sea esto último reconozco que es más ingenioso que esos signos de interrogación que a veces aparecen en otras webs donde, según parece, faltan eñes.

 
At 4:28 PM, Anonymous Dr Zito said...

Le molesta?

 
At 4:36 PM, Blogger el loco oficial said...

Reconozco que me gustan estos especiales que le dedicas al cine; se aprende, se incendia la curiosidad (porque supongo que muchos estamos verdes en estos menesteres cinematográficos).
Después de ver la escena de Leone he de decir a su favor que la cámara es grandiosa, me encanta ese juego de primeros planos. No me gusta la música que suena casi al final y como entran los asesinos en escena, demasiado "épico", casi me han recordado a una visita de extraterrestres. El escupitajo y el tiro final demasiado predecibles. Aún así, "chapeau!", aunque sólo sea por esa ambientación y manejo de la cámara.
Crucífiqueme si quiere por la crítica o no me haga caso, ya le dije que, a su lado, soy un diletante en esto del cine XD.

 
At 4:51 PM, Blogger 1977 said...

El dvd de la de Chicho está a punto de salir o ya ha salido. Es una pena que este hombre sólo hiciese dos pelis. Pero vaya dos: ésta y La Residencia (el asesinato del invernadero se me quedó grabado a fuego de cani).

 
At 5:43 PM, Blogger Bizita Q said...

La de Chicho la reglaban con algún periódico, a mi me la dio cierta persona con Arrebato (la película). Me estoy acordando de que no he visto el dvd, no se si ve como el culo, cosa que no me extrañaría tampoco.

 
At 5:52 PM, Blogger 1977 said...

Ese dvd sería la edición que sacó Manga en el 2001, que era regulera (como muchas de las ediciones que saca esa gente). La nueva edición sale (en principio) a finales de agosto, editada por SONY.

 
At 6:17 PM, Blogger Cayetana Altovoltaje said...

Eres la caña. Yo tengo un problema cada vez que veo a Henry Fonda, y es que no puedo evitar visualizar a su hija haciendo aerobic con mallas ochenteras. ¿Por qué tuviste que existir después de Barbarella, Jane? ¿Por qué?

 
At 6:25 PM, Blogger el zurdo said...

al dr Zito:
sólo me intriga. Debo colegir por su respuesta desafiantemente interrogante que, sí, que es algún tipo de afirmación tribal, como los que escriben todo con la k o como esos lenguajes sintéticos que se usan en los chats y que siempre me han ahuyentado de tales círculos, por aquello de ser fetichista de la gramática y de la prosodia, repipi y redicho (todos los fallos que pueda tener en ortografía y redacción deben ser atribuidos a preludio de Alzheimer, nunca al descuido), algo imperdonable en la era de la imagen y de GH. Si pudiera escribir estos comments con pluma de ganso, lo haría.

 
At 8:32 PM, Blogger 1977 said...

Cayetana, después de Barbarella hizo Klute. Ahí es ná. A mí de la Fonda me gusta todo, incluído el aerobic y el viraje hacia posiciones ideológicas más conservadoras. Lo del padre matando a un niño en Hasta que llegó su hora tuvo que ser muy fuerte en su época. Más fuerte que si Clooney matase a un niño en una peli actual. Coño, qué buena idea. Voy a llamar a George...

 
At 9:18 PM, Blogger Higronauta said...

Maese 1977, corrijo: Chicho tiene en su haber tres cintas. La última: La culpa, incluída dentro de ese ciclo que es Películas para no dormir, que es toda una delicia.

Una vez más, me descubro ante su sapiencia fílmica y, sobretodo, su buen criterio para la selección, querida Pussy. Le dejo un par más: Mimic, en la que don Guillermo del Toro, en una pataleta contra los productores que le estaban destrozando la película decidió matar a los niños en las alcantarillas (esta es la versión que él cuenta), y un trauma personal catódico-infantil: la muerte del infante de Salem's Lot por entestarse a abrirle la puerta a su fenecido hermanito fantasmal (lo rememoro y todavía tiemblo, oiga).

 
At 9:51 PM, Blogger Aura said...

Decididamente, lo vuelvo a decir, me reitero, no me importa... entre enanos, muñecos y niños muertos mi espíritu maternal se va a freír puñetas.
Si alguna vez tuvo atisbos de asomarse después de esta semana desde luego que no.

Yo sé quien "no pudo matar a un niño": Gregory Peck en The Omen.

 
At 1:13 AM, Blogger 1977 said...

Es que si Gregroy Peck se carga a un niño (aunque sea el hijo del Demoño), arde USA. Ríete tú del trauma de Vietnam.

 
At 8:15 AM, Blogger Enrique Ortiz said...

Impagable, Pussy. Como dice Caye, es ud. la caña. Un beso.

 
At 9:01 AM, Blogger Markitos said...

Estos niños cabrones.

Ahora no recuerdo la muerte de ningún niño, pero seguro que hay muchas más.

 
At 9:34 AM, Blogger Michael Bay said...

Falta un niño que expolte desde dentro. WOW!

 
At 12:05 PM, Blogger Pussy Galore said...

Loco, no diga eso de Il Maestro Morricone, que me hiere el alma...

Zurdo, Doctor Zito y yo consideramos las enyes residuos decimonónicos, una mala costumbre que como los toros, ha de ser abolida. Las enyes son demodé al igual que el alfabeto griego ;)

 
At 1:29 PM, Blogger el zurdo said...

Ah, muy coherente, por eso utilizan la y griega.
Bueno, Miss Pussy, me doy de baja. No soy tan moderno como ustedes.

 
At 1:37 PM, Blogger Pussy Galore said...

Pero Zurdo no se enfade, que es todo una bromita, hasta le he puesto un smilie con el ojito guiñado. Lo que pasa con las eñes es que no existen en los teclados anglosajones, hay unos comandos, pero muchas veces por comodidad y rapidez recurro a la "ny" que suena igual.
Ande, no se enfade, deme un besito :(

 
At 4:02 PM, Blogger el zurdo said...

Pues con haber dicho esto desde el principio, todos contentos. Sospeché algo así pero, como a veces aparecían y a veces no, pues tampoco estaba muy claro de qué iba la cosa. Y, como en ningún momento hubo ironía por mi parte en mi primer post sobre el tema (lo de la cosa étnica vino a colación de su condición valenciana y podía ser un chiste privado por su parte escribir así y me parece muy bien que escriba como quiera), pues tengo derecho a mosquearme con la respuesta/pregunta del dr Zito.
Y ahora, por supuesto, alguno de esos anónimos que de vez en cuando me clavan banderillas en PEGAMIN puede salir con eso de que El Zurdo y el sentido del humor están reñidos. Puede ser: si por humor se entiende la bordez o la mala follá gratuita, el preguntar algo sin la menor intención aviesa y que te salgan por peteneras, pues en efecto, no tengo sentido del humor.

 
At 12:09 PM, Blogger Eddie Wilson said...

Éste es uno de mis temas predilectos. Precisamente estuve a punto de dedicarle un texto en mi fenecido blog, aunque más centrado en la propia psicopatía de ciertos niños. Hay un montón de grandes pelis con niños matando y muriendo, "La mala semilla", "El pueblo de los malditos", "El señor de las moscas", "El otro", "No te vayas a dormir"...

Como me he retirado, le cedo a usted el testigo, que sigue tan lúcida e inspirada como siempre.

Un saludo de Atum.

 

Post a Comment

<< Home