Wednesday, June 20, 2007

Capturing the rape

La lista de correo del festival de cine Dead by Dawn está de debate. Se nos pidió a las pocas féminas que pertenecemos, opinión al respecto del tratamiento que la imagen de la mujer recibe en el género para las crónicas. Este tipo de cuestiones me exaltan porque precisamente esa es una de las razones por la que me gusta el terror, no porque la mujer sea maltratada sino por todo lo contrario: Me atrevería a decir que el terror es el único terreno en el que la mujer se convierte en heroína, lidera la acción y recibe tanto como dá.
El terror rompe con todos los roles establecidos y estereotipados de la figura de la mujer, que sí, que no diremos que no se llega a explotar con exhuberantes escotes, pero siempre de forma activa, como diría Lacan. Esto se opone a la típica representación de la mujer en el melodrama o en el thriller, en el que lo standard es que la protagonista sea incorporada en el status quo por medio del matrimonio y la aceptación de una vida patriarcal.
De todos modos siempre me ha parecido que en lo que concierne a teoría feminista, nunca se consigue desenmarañar el ovillo: Si la mujer es la víctima es porque el agresor es hombre, y por tanto la figura que concentra el poder. Si la villana es una mujer, entonces plasma el temor a la mujer que de una visión masculina se desprende: es la representación del miedo y del deseo reprimido.
Las discusiones de esta semana junto a una conversación desatada en este blog con el Zurdo y 1977 me proporcionaron la idea de este post: La violación. De todas las posibles representaciones femeninas, la que mayor impresión consigue provocar en mí son las violaciones. Ya he dicho en más de una ocasión que no se me ocurre peor pesadilla que una violación en grupo. Aquí les dejo el listado de las escenas más traumáticas que he visto en cine.
Qué buen rollo.



-Once upon a time in america (Sergio Leone, 1984): Todo en esta película es impactante, de hecho en ella hay varias violaciones, pero la que no olvidaré jamas es la de la limousine: Tras ser rechazado el personaje de de Niro, Noodles, se abalanza sobre ella, tras lo cual abandona el asiento trasero y sale a caminar. Muchos dicen que la lectura de este gesto es un sentimiento de culpa, yo pienso que no, que simplemente no ha aprendido a tratar con una mujer. Creo que lo que más duele en esta escena no es tanto el sufrimiento de ella, como la metedura de pata de él: El espectador sabe que Noodles está locamente enamorado de ella, y con este acto ya no hay posibilidad de idilio. La ha perdido para siempre.



-I spit on your grave (Meir Zarchi, 1978): Jennifer (Camille Keaton) es joven, guapa e inteligente. Por eso es violada por un grupo de ignorantes y un retrasado mental (si son ellas las que lo buscan!). La escena es de una crudeza insoportable, por lo que la venganza se convierte en un alivio, sobre todo cuando el líder de la banda llega a excusarse por lo que ha hecho diciendo: "A man is just a man."
A mí esta peli me parece el punto de partida de Acusados, sólo que en ésta última Jodie llama a la policía y se venga por vías legales: Abajo la justicia establecida!

-Perros de paja (Sam Pekinpah, 1971): La famosa y polémica violación que mantuvo la película prohibida en Gran Bretaña hasta el 2002 se puede ver editada, en forma de tributo en el Youtube. Lo horrible de esta violación es que termina no siéndolo. Y cada cual con su moral...



-Ms 45 (Abel Ferrara, 1981): Si ser violada una vez es demasiado, dos es una broma. Si sucede en el mismo día, eso es tener muy mala suerte y si además eres muda, lo mejor que una puede hacer es transtornarse y matar a todos los hombres con los que se cruce. Otro infravalorado título que pertenece al subgénero venganza-por-violación que antes comentaba.



-Lilja 4-ever (Lukas Moodysson 2002): Ejemplo de la representación de sufrimiento innecesario, Lilja 4-ever cuenta la historia de una menor del este vendida y utilizada como prostituta en Suecia. El mensaje es fácil de captar cuando el único fin es torturar al espectador de la forma en que Moodysson lo hace. Las violaciones llevadas a cabo por gordos, ricos y babosos personajes no dejarán indiferente al peor de los serial killers. Agonía en estado líquido, de la que ahoga.



-The candy snatchers (Guerdon Trueblood, 1973): En este caso, de nuevo el terror de la escena no es que el agresor sea un perturbado repulsivo, que también, sino que la agredida es también una menor. "No querrás morir virgen", afirman justo antes de asaltarla. He de decir que la película me gusta, es anómala y retorcida pero ciertos toques cómicos la salvan de convertirse en otra producción de explotación al uso.



-Irreversible (Gaspar Noe, 2002): Y la peor de todas, para el final. Monica Bellucci (quién le desearía algo malo, por dios y por la virgen?) es violada, sodomizada, pataleada y destrozada por un maníaco en un plano secuencia de unos 12 min. Les advierto por experiencia que cubrirse los ojos no funciona, porque el sonido es tan gráfico que se visualiza el horror igualmente. El túnel donde tiene lugar es tan lúgubre que no se me ocurre un mejor sitio para tanto dolor.

Labels:

23 Comments:

At 4:06 PM, Blogger Markitos said...

Un post algo perturbador, como necesario.

Me acuerdo de la primera escena que has dicho. Hace tiempo que no veo Erasé una vez en América. Voy a buscarla para volver a verla.

 
At 4:22 PM, Blogger el zurdo said...

No sé si lo dije en este blog, a cuenta de la discusión mentada por la anfitriona, o fue en otro, pero aquí les dejo mi opinión sobre lo que debe(ría) de hacer la mujer al respecto de malos tratos y abusos (fragmento de mi manifiesto MDA -quien quiera leerlo entero, se va al index de mi web y pulsa en el link correspondiente-):
"Creemos que el aumento del maltrato a las mujeres se debe a la descompensación entre el papel femenino de integración en la sociedad según los nuevos roles promovidos arbitrariamente por el feminismo burgués, las cuotas, la discriminación positiva y las paridades, y la percepción por parte de los varones de la presunta debilidad física de la mujer. Es criminal que el Sistema pretenda que las mujeres defiendan sus nuevos y muy discutibles roles con abogados y apariciones en los medios: un hombre desesperado, convertido en basura blanca por su temor a la pérdida de rango también en terrenos tan íntimos y viscerales como las relaciones con el otro sexo, obviamente no va a ser detenido (más bien azuzado) por el confusionismo de los picapleitos y la basura mediática de denuncia. Solamente si la mujer es vista por el varón como igual a él en cuanto a potencia y peligrosidad, sólo erradicándose completamente de la sociedad el estereotipo del llamado sexo débil esto cambiará de raíz. Nada provoca más la hostilidad que la percepción de alguien como explotador de victimismo para medrar. La mujer debe aprender a protegerse físicamente tanto con artes de defensa personal como con armas de disuasión a la vez que eleva la calidad de sus reivindicaciones depurándolas de toda picaresca y cinismo (de todo derecho a ser tan hija de puta como el varón) procurando ganarse el respeto y la comprensión del hombre y no su aquiescencia forzada y resentida. Hay algo peor, a la larga, para la condición femenina que una sociedad donde impera la discriminación explícita de la mujer: una sociedad donde la mujer es manipulada por los criterios canallescos y cínicos del feminismo burgués (criterios teledirigidos, directa o indirectamente, por varones) perdiendo toda noción justa de sus reivindicaciones y de su poder real frente al entorno inmediato."

 
At 4:38 PM, Blogger Estrellita Mutante said...

Ciertamente el post perturbador, y es que la agresión sexual es un tema difícil.

De acuerdo con la lista, y si resulta de broma la doble violación de la peli de Ferrara (que en España se tradujo como El Angel de la Venganza). Por lo menos las escenas son rápidas, la primera es insólitamente rápida.

Yo añadiría la de 'Ocurrió cerca de su casa' y, aunque no es una violación, cuando en 'Malena' las mujeres del pueblo sacan a Mónica Belucci de la casa de los nazis.

 
At 4:41 PM, Blogger el loco oficial said...

Siempre me ha gustado Lukas Moodysson (he visto Fucking Amal y Together) así que aprovecharé para ver esta.
Pienso que es tan absurdo el machismo como el feminismo (burgués) del que habla el zurdo. Si hace dos años que no enciendo la tele es, entre otras cosas, por esa explotación mediática que se ha hecho del tema. Es algo recurrente en cualquier telediario, la violencia de género, las violaciones...Las estadísticas (en las que no creo pq soy matemático) dicen que los índices han subido.
Probablemente la cuestión se resolvería si no se entrara en valoraciones o comparativas absurdas de entes que simplemente son diferentes: el hombre y la mujer. Diferentes signigica sólo eso; qué sexo débil, ni qué sexo fuerte ni que niño muerto...
Otra cosa el la "plausibidad" de la erradicación de los estereotipos, ya que llevan unos cuántos años ahí...
En algunas pelis los violadores son perturbados mentales. Cualquier violador lo es en el sentido de que simplemente no piensa con la cabeza, y no me refiero a "a man is just a man" y que piense con la polla. Supongamos hipotéticamente que fuera la mujer la violadora, tampoco estaría pensando con la cabeza. El acto de violación lleva inherente la presunta debilidad física del violado y eso podría perfectamente aplicarse a ambos géneros; y como ven implica entrar en valoraciones y comparaciones absurdas. Hombres y mujeres son diferentes, nada más.

 
At 5:00 PM, Blogger Toby Dammit said...

Jajajaja! Sí, sí, Zurdo, pero descanse un rato, hombre, descanse, que en las pinículas la cosa cambia del rediós. Se me desmadra y con tanto achacar males al feminismo burgues ese también se me sube por las ramas y se me enreda en ellas; se me escoña seguro. Baje de ahí, hombre!

Pus, digo Pussy, a lo mejor es verdad eso que dices sobre victimas y agresores, pero no es simpre así: en el cine de terror con donas despelotodas y pasadas a cuchillo, o lo que sea, no importa tanto la moral y las reprimendas del autor como la superficie (tetas, culo, cara, ojos, sangre rociada sobre todo lo anterior), porque sí, porque mola más, como a veces mola más ver a una puta machacando rapers. I spit on your grave, por ejemplo, no es exactamente reaccionaria o favorable, o satisfactoria, para la mujer maltratada (¡juajuajuajua!), es una ducha de pura mierda morbosa y maliciosa para cualquier espectador, hombre o mujer, una obra maestra, de pies a cabeza.

 
At 5:11 PM, Blogger 1977 said...

-¿Y tú qué quieres ser de mayor, 1977?

-¡Violador de Susan George!

 
At 6:05 PM, Blogger el zurdo said...

Es verdad, Toby, que esto de la violación es como de pinícula, todo, para echarse unos comments en el blog. Vale.
Me voy a descansar. Que ustedes lo violen bien.

 
At 6:25 PM, Blogger Higronauta said...

Toda la razón: el cine de terror, como afirmaba el maestro del Toro, es el único que carece de límites (siempre que hablemos de Terror en mayúsculas, independiente de grandes productoras, sobra decir).

Reflexionando tras la ingesta de información, me ha asaltado un dudeo: existir, existiran, pero, ¿existen cintas donde se contemplen violaciones masculinas? Me vienen a la cabeza un par (curiosamente, ambas protagonizadas por Tim Robbins, pero el momento del acto en sí, queda fuera de plano, al contrario que en los casos que usted comenta).

Y añado otra violación, que presupongo, debido a mi tierna edad cuando la visioné, me marcó de una manera calamitosa: un telefilm betoso protagonizado por las Hemingway de nombre Lipstick.

 
At 7:10 PM, Blogger Enrique Ortiz said...

Yo ya no sé cómo decirle, querida Pussy, que sus posts me parecen geniales; estos que tocan algún tema y hacen un repaso tremendo por la historia del cine me dejan boquiabierto de admiración. Además, me parecen perfectas las descripciones, breves y efectivas, así que qué voy a decirle que ya no le haya dicho?. Con respecto al tema, a mí la violación que prefiero es la que describe Faulkner en Santuario, que es una novela que es la historia de una violación, nada más, con muchas connotaciones por una serie de cuestiones de las que no diré nada por si alguien que no la haya leído quiere hacerlo. Pura literatura, puro genio. Sin imágenes, sólo palabras. Un beso, Pussy.

 
At 8:23 PM, Blogger The Big Kahuna said...

Respecto a las violaciones masculinas que menciona Higronauta, las más célebres que yo recuerdo no las protagoniza Tim Robbins: la de DELIVERANCE, y su equivalente referencial en PULP FICTION.

Respecto a las femeninas, pues no sé si por suerte o por desgracia son mucho más numerosas. A todas las que cita Pussy pueden añadirse muchísimas más. Yo ahora recuerdo con especial impacto la de CORAZONES DE HIERRO, o la de LA NARANJA MECÁNICA, por ejemplo.

Por cierto, ¿qué es eso de que en ERASE UNA VEZ EN AMERICA hay más escenas de violación? Espero que no se refiera a la de Tuesday Weld, que lo pide a gritos...

 
At 8:28 PM, Blogger el loco oficial said...

This comment has been removed by the author.

 
At 9:12 PM, Blogger Pussy Galore said...

Yo la escena de violacion masculina que mas recuerdo el la de la peli belga Calvaire. Muy buena!

 
At 11:38 PM, Blogger Cayetana Altovoltaje said...

¿Es que nadie se atreve a hablar del componente patológicamente erótico que tienen este tipo de escenas, y que es una de las razones mismas de su existencia?
Venga chicos, no me sean políticamente correctos en casa de Ms. Galore.

 
At 11:45 PM, Anonymous noemi said...

La mancuerna entre la víctima y el victimario es impresionante: primero el victimario es esclavo de sí mismo y sus impulsos, vuelve esclavo al otro para implantarle el miedo que él o ella misma no tolera y tiene que depositar en otro lado. La inyección del veneno y la rabia vuelven a la víctima victimaria de los que la o lo rodean y el victimario se queda con la paranoia que le causó el acto... y el boomerang es interminable e infinito.... las pelotas de ping pong de las emociones rebotan por doquier hasta desconcertarnos. Y eso, más allá por supuesto del género.

 
At 3:59 AM, Blogger 1977 said...

Don Higro, a Richard Crenna le violaban en este telefime. Si me traumatizó ver cómo violaban a Otis, el ayudante de Lex Luthor, no me traumatizó menos ver pasar por la misma experiencia al Coronel Trautman. No semos naide...

 
At 6:09 AM, Anonymous riot grrrl said...

En los Balcanes las querría yo ver, ante una caterva de serbios en celo.

 
At 11:13 AM, Blogger Baldanders said...

En el caso de "Irreversible" hay un detalle que, si cabe, hace más cruel la escena: en un momento de la violación entra en el tunel un tipo, al ver lo que pasa, se va tal como llegó.

 
At 12:21 PM, Blogger Hellhammercito said...

¡Odio "I spit on your grave"!

¡¡Saludos!!

 
At 1:21 PM, Blogger Ender said...

a mí se me viene a la cabeza la de "cowboy de medianoche", una de mis películas favoritas. Jon Voight siempre ha sido un valle de lágrimas.

 
At 6:22 PM, Blogger PacoclavelbarraDivine said...

Tengo que ver irreversible... el problema de la violación masculina es que casi siempre es un asunto carcelario y homodesesperado, pareciera que no se dan más violaciones a sujetos señalados como masculinos que en entornos en los que sus instintos, también señalados, de macho no pueden derramarse sobre las candidas féminas que en su pasividad, señalada of course, están ahí como para recibir todo lo que les echen.
La violación masculina es un tabú, tiene que estar mediatizada por elementos que distensionen la disonancia aterradora de un macho pasivo, ya que esto es en gran medida lo que compone la deixis de lo masculino...

 
At 8:51 PM, Blogger noadas said...

Qué mal me lo haces pasar algunas veces, y lo que me gusta leerte...

 
At 3:06 AM, Blogger sin said...

Creo que nadie ha nombrado esa obra maestra de Bergman de "El manantial de la doncella" (de la que por cierto "La última casa a la izquierda" de Wes Craven es un remake en plan splatter-setentero) con Max Von Sydow purificándose a golpe de ramas y aquellos expecimenes salvajes tocando la repetitiva musiquilla TUTUTUTUTU...
Luego dicen que "Frankenstein", que el montruo interpretado por Karloff violó a la niña pero que se nos ahorró la secuencia, a saber. En esto de las rape-movies son los japos los que le dan a mansalva...Recuerdo una de bandas de violadores que acababan violados por una banda de homosexuales violadores...jarl

 
At 5:32 PM, Blogger Queco said...

Por citar otro par, a mí me encanta cómo está rodada la violación de Nicole Kidman en Dogville (en un lejano segundo plano visto a través de todo el falso pueblo, donde la vida sigue), y en cambio me parece patética la de Verónica Forqué en "Kika".

 

Post a Comment

<< Home