Thursday, June 14, 2007

O Lucky man! - Lindsay Anderson (1973)

La revolución es el opio de los intelectuales



Entre ataques de furia y conciertos, la pasada semana me ví obligada a escribir una nota mental en la que aplazaba el comentario de tres películas que forman mis maravillas del cine británico. Como nunca es tarde si la dicha es buena y más vale tarde que nunca, les invito a retroceder en el tiempo unos días para situar estos títulos en un contexto más adecuado.
De nuevo Mick Travis, personaje que apareció la semana pasada en la comentada If... Es una segunda parte libre y caprichosa, ya que se trata de un extraño musical acerca de los infortunios. Un road trip a ninguna parte lleno de altercados, de malas pasadas; han tenido ustedes un mal día? Nada comparable a Mick, que cuenta con una mala existencia: "Sonreir? Por qué hay que sonreir?"
El argumento bien podría ser una adaptación contemporánea de Cándido: Un vendedor de café pasa a convertirse en el asesor personal del magnate de la compañía. Su naturaleza gentil se da de bruces con una sociedad cruel que le obligará a abandonar sus ideales para triunfar.
Una de tantas pelis injustamente olvidadas, afortunados aquellos que lleguen a verla!

Labels:

14 Comments:

At 9:05 AM, Blogger Hellhammercito said...

El cartel es impagable

¡¡Saludos!!

 
At 10:05 AM, Blogger el zurdo said...

Una de las fijaciones que tengo con este film es lo de beber champagne en la boca de la pareja. Lo practiqué poco después de su visionado con alguien (¿primavera del 83?) y es tal vez de los pocos recuerdos gratos que me quedan de aquel encuentro fugaz y centrifugador.
Para más información sobre de qué coño (nunca mejor dicho) estoy hablando vayan al index de mi web y pulsen en el link LA MUJER ILUSTRADA (párrafo LA DIOSA BLANCA).

 
At 10:07 AM, Blogger Pussy Galore said...

Pues fíjese que en mi cabeza, porque yo la vi hace tiempo también, lo que beben de la boca es café...

 
At 10:56 AM, Blogger el zurdo said...

Yo creo que debe ser champagne (la he visto tres veces y siempre la asocio con champagne). Además, en aquella época (hablo del primer visionado y sus lujuriosas consecuencias ulteriores) no era muy fantaseador en ingurgitaciones amorosas y, por otra parte, no soporto el café (tanto por su sabor como por sus rotundos efectos laxantes sobre mi organismo -no me extiendo sobre el particular, que para eso ya está el blog de Fruno: sección ESTA ES SU VIDA versión scat-), luego la idea la tuve que sacar directamente de la película. Si hubiese sido café, por pura aversión, jamás se me habría ocurrido fantasear con ello.

 
At 11:05 AM, Blogger Pussy Galore said...

He encontrado esta crítica que dice que es café:

http://tinyurl.com/2lryal

Aunque la verdad es que lo del Champagne queda mejor...

 
At 11:32 AM, Blogger el zurdo said...

Es alucinante. No recordaba en absoluto el factor CAFE de la película, y eso que la he visto varias veces y que guardo buen recuerdo de ella. Debo detestar tanto el dichoso brebaje que mi mente hace abstracción automática del mismo. Siempre he creído que era champagne lo que Rachel Roberts le regurgitaba.

 
At 5:42 PM, Blogger The Big Kahuna said...

Coño, pues afortunado fui yo, que la vi en el cine-club de la 2 hace años. Por algún motivo estaba en mi fase Malcolm McDowell, que si LA NARANJA MECÁNICA, que si CALIGULA... Si le digo la verdad de esta no recuerdo prácticamente nada, ni siquiera la escena esa del café. Creo que tendré que volver a verla.

 
At 10:00 AM, Blogger Dr. Hichcock said...

Yo recuerdo las escenas de los músicos (¡qué gran banda sonora!) y lo bien que me caía McDowell. Creo recordar que era una película bastante larga, pero se me pasó volando.
Muy interesante Lindsay Anderson. La semana pasada vi "Las ballenas de agosto" y también tenía algo especial, olvidado en el cine que se hace hoy en día.

 
At 6:15 PM, Anonymous Anonymous said...

La verdad es q recién vi la película anoche,34 años después, y me quedé pegada, a pesar de lo larga q es...pero la encontré buenísma, grandes preomoniciones de lo es hoy el hombre moderno, eso de querer ser el mejor a costa de lo que sea y llegar a tener, tener, el amor al dinero, bueno y todos los chascarros que le pasan, hace de la película una historia tragicómica, pasando por diversas realidades, haciendo parodias...Excenlente. La tengo q volver a ver.
Saludos. Chile.

 
At 11:42 PM, Anonymous Anonymous said...

Alguien sabe el nombre de la banda que sale tocando en la pelicula , o la cancion que repiten varias veces al menos.

 
At 11:54 PM, Anonymous Anonymous said...

Lo encontre!!!

Alan price - poor people.

 
At 12:57 AM, Blogger francisca castillo said...

oh esta peli me encanto... en una nuche dando zapping con la tv la agarre desde el principio , aunque me kede hasta las 5 de ñamana valio la pena verla ,fabulosa... y la banda de la peli es buenisima.
me enconto la escena donde se acerca a un barrio a rescatar a una señora lo que habia en una muralla, la revolucion es el opio de los intelectuales y cuando esta en la calle y se encuentra con personas como predicando y sale con thomas paine , genial.

saludos

 
At 2:22 AM, Anonymous Anonymous said...

Fabulosa película, me instaló en la nostalgia cuando la ví de nuevo. Hermosísima Helen Mirren en su juventud, aunque también hoy en día (Prime Suspect, Oscar por Elizabeth). Alan Price de primera con la música. Saludos a todos desde MX

 
At 8:57 AM, Blogger Kolín Markís said...

genial! soy un afortunado desde ayer

 

Post a Comment

<< Home