Wednesday, May 21, 2008

El secuestro del gaitero

Un hospitalizado con heridas de navajazos, un riot por culpa de una pantalla defectuosa y cuarenta detenidos en la final de la copa UEFA en Manchester. Y un gaitero secuestrado.
Hinchas de los Rangers retuvieron a Steven Roughly durante horas mientras le obligaban a tocar repetidamente Scotland the Brave y Flower of Scotland.
Una pena que lo soltaran, si algún día se me presenta una oportunidad como esa no lo dudaría, lo tiraba al mar con otros gaiteros naufragados para que toquen una sinfonía marina que nadie pueda escuchar. La gaita me desquicia, me destroza los nervios, sobre todo si el que interpreta va vestido con el falso disfraz de escocés faldero, invención victoriana tan convincente que hasta se han inventado clanes a raiz de ellas. En realidad parecen falleras sin enaguas.
Como los cansinos mimos de las Ramblas, los gaiteros se agolpan en las areas concurridas de las principales ciudades escocesas para proporcionar ruido de ambiente y molestar a todo viandante por unas moneditas. Al menos los mimos están en silencio.
Lo peor es cuando hay uno en cada esquina; si estás a distancia equidistante escuchas ambos berridos gaiteros y eso ya es la muerte, ese es el sonido que se debe escuchar cuando tu cerebro está siendo aplastado por una apisonadora.
Prefiero taladradoras y lloros de bebés al tururuuuuu que sale de las pipas, que es el equivalente en música al sonido de un despertador con campana. Lo que de verdad me apetece cuando escucho las primeras notas es tener un novio al lado para poder tener una desproporcionada y absurda discursión sobre algo irrelevante, una de esas broncas que empieza con algo así como: "No entiendo por qué no te gusta el café" y acaba con un recordatorio de todos y cada uno de los momentos que miró a otra chica.
Si alguna vez se les presenta la oportunidad de raptar a un gaitero, no lo suelten.

Photobucket

Labels:

11 Comments:

At 9:55 AM, Blogger Miriam G. said...

Nota a mi misma, nunca acercarme a Pussy si diviso previamente a un gaitero.

Un beso, Miriam G.

 
At 10:39 AM, Blogger Baldanders said...

De acuerdo, totalmente de acuerdo.

 
At 1:01 PM, Blogger el loco oficial said...

Podemos tirar también a los tunos?
La metáfora del novio es tremenda...jajaja

 
At 5:14 PM, Blogger CULOZ said...

"No entiendo por qué no te gusta el café" o "¿En qué estás pensando?", que va seguido del típico y casi automatizado "en nada" y ya se ha liao. Qué perras sois, por eso nuestras madres nos advierten sobre vosotras.

 
At 8:36 PM, Blogger Jazznoize said...

Hay algo peor que un puto gaitero,
LAS TUNAS!

Prefiero escuchar toda la discografía al unísono de WHITEHOUSE mezclado con THROBBING GRISTLE!
Que gusto.

 
At 6:30 PM, Anonymous jazznoize said...

Queremos una GUIA PARA GAITEROS!!!

 
At 8:47 AM, Blogger Enrique Ortiz said...

Lo de las discusiones, Pussy, me ha hecho reír, y mucho. Por qué no te gusta el café?? Qué preguntón, madre mía. Besos :))

 
At 8:25 AM, Blogger Higronauta said...

Justo pensaba lo mismo que jazznoize, y me planteaba la situación si tratáranse de unos berracos que secuestraran a unos tuneros para que les tocaran los clavelitos y, como poco, me parece de psiquiátrico.

 
At 3:26 PM, Blogger Markitos said...

Entonces una Sidra el Gaitero ¿nada de nada?

 
At 12:18 PM, Blogger lembd said...

me extraña que el secuestro no fuese acompañado de violación, con lo a mano que lo tienen todo los gaiteros

 
At 4:29 PM, Blogger Goio said...

No le digo yo lo que me producen a mi los gaiteiros, no se lo digo... Y menos cuando tengo que ir corriendo entre esos hijos de la gran puta...

 

Post a Comment

<< Home