Tuesday, May 13, 2008

Harry Palmer

My name isn't Harry, but in this business it's hard to remember whether it ever had been. - The Ipcress file, Len Deighton

Photobucket

Cámara a ras de suelo y planos en que el punto de mira está marginalizado en un vértice, asfixiado por la presencia en un primer plano de un hombro o una mesa me hicieron pensar que el cámara era quizá de pequeña estatura. Harry Palmer fue una respuesta realista al agente James Bond protagonizada por mi Michael Caine, un estraperlista del mercado negro berlinés al que se le ofrece la posibilidad de convertirse en espía en lugar de ir a la carcel. Ni siquiera un profesional por vocación, Harry luce enormes gafas de pasta y más que acción, su trabajo se ve enredado por labores burocráticas y no cesa de pedir un aumento de sueldo. Es el espía de la clase obrera, por lo que ninguna de los 3 películas rodadas con el personaje gozaron de popularidad entre los fans del género.
Mientras Gran Bretaña iniciaba una etapa laborista, el argumento de The Ipcress File (Sidney J Furie, 1965) flirtea con las nuevas concepciones acerca de la culturización de las clases trabajadoras y los roles sociales. Ver a Mr Caine cocinar me provoca algún que otro suspiro. También se deja influir por la estética psicodélica, cuando Palmer es torturado, luces, planos y música desbordan distorsión y vanguardia.
Pero ante todo lo que me fascina es el interés por la realidad, esa misma que se convertirá en primordial a lo largo de la historia del cine insular, esa preocupación por desmentir tópicos y glamoures, que conducido por mi Michael resulta más creíble.

Photobucket

Labels:

7 Comments:

At 9:49 AM, Blogger Miriam G. said...

Me la apunto...

 
At 2:55 PM, Blogger Markitos said...

Hace años que ví esta película (películas creo recordar), y la verdad que las disfruté más que las películas del Bond de Roger Moore.

 
At 3:10 PM, Blogger el loco oficial said...

Gracias Pussy, esta p'al finde.

 
At 4:47 PM, Blogger CULOZ said...

Michael Caine es una de las cosas que redimen a esa nación mayormente lamentable que es Inglaterra.

 
At 9:27 AM, Blogger Higronauta said...

"...el espía de la clase obrera..". Glorioso. Y desconocido, a qué negarlo. Eso sí, ¿podría explicar esa causalidad entre su poco éxito y su condición social? (Disculpe, pero a estas matutinas horas, no acabo de ver la relación...).

 
At 8:51 AM, Blogger C. Rancio said...

La mejor, con una ambientación desolada pre-swinging London y un John Barry mejor que el de las pelis de Bond, es Ipcress, pero la más chiflada, y disfrutable como tal, es la tercera, El cerebro de un millón de dólares.

 
At 9:16 AM, Blogger Pussy Galore said...

Curioso esto, es también mi favorita, pero en todas partes leo que Funeral in Berlin es la mejor.

 

Post a Comment

<< Home