Tuesday, November 13, 2007

Discos prohibidos

Mi jefe vació el ático de su casa y se encontró con un puñado de discos. Al día siguiente me los trajo, su tocadiscos murió hace ya tiempo y pensó que quizá yo podría estar interesada en alguno. Había alguna cosa interesante, un par de álbums de Tom Tom Club, Thelonious Monk y una rareza de Nico. Pero también Electric Light Orchestra, Alan Parsons Project y Fleetwood Mac.
Yo nunca tiro los regalos. Aunque me parezcan de mal gusto, siento como si estuviera traicionando a la persona que se tomó la molestia de pensar en mí o comprarme algo. Así que en el rincón de la colección donde guardo los vinilos que nunca escucho, los almacené con el único prospecto de llenarlos de polvo y envidia. Quién sabe, quizá algún día me gusten, quizá de pronto se pongan de moda, como las manoletinas. O quizá algún día deje de ser tan sentimental y mande todos los regalos que-nunca-me-gustaron a la casa de caridad más cercana.
Fíjense, que en el mundo cool de la música, poseer un disco de ELO sería el equivalente a un libro de Jose Luis Martín Vigil entre la colección de obras completas de Borges. Una vergüenza.
Lo supe en el momento en que Al se giró para mirarme desde el stereo, arrodillado mientras hojeaba mis carátulas. En su cara, una expresión de risa contenida, con las mejillas coloradas y las aletas de la nariz hinchándose y deshinchándose compulsivamente. Lo supe. Ha visto la sección prohibida.
Yo, la única culpable. Siempre pienso en crear una colección separada, que viva en el altillo del armario, en la que esconder con seguridad mis bochornos, pero la codicia me puede. Prefiero que se aprecie la cantidad, impresionar por los mchísimos discos que tengo, es decir, necesito que los malos hagan bulto.
El caso es interpreté en su gesto que el incidente no se iba a quedar en una anécdota graciosa, iban a rodar cabezas y la voz se iba a expander a la velocidad de la luz. No importa la cantidad de explicaciones de jefes que limpian áticos, suena a excusa improvisada. No lo culpo. Yo sin lugar a dudas, haría lo mismo con su reputación.
Ya saben que la información es poder.

Labels:

18 Comments:

At 10:16 AM, Blogger Enrique Ortiz said...

Si mis vinilos estuvieran a la vista... ufufuf, qué miedo. Eso sí, en mis libros hay algunos que no sé yo quién los habrá puesto ahí, Pussy. Un beso.

 
At 10:57 AM, Blogger Higronauta said...

Me ha recordado aquellas máximas marujiles de esconder los horrebundos regalos en el cajón de la cómoda, a la espera que el invitado sea el sujeto regalador, para sacarlos a la luz y colocarlos cual si fueran preciados y admirados a diario (en versión 2.0. hay quien regala el regalo a terceros, conformando un preciosista recorrido de lo inaceptable y/o lo horrebundo, que, en algunos casos, puede acabar en el mismo punto de orígen en que se inició, quedando así la imagen de la persona obsequida peor que mal).
Usted al menos tiene la entereza (o la decencia) de mostrarlos como parte de un todo, que aunque asincrónico, conforma un algo diferente. Mejor o peor, ya es cuestión de su criterio (o del de sus amistades, leído lo leído).

 
At 2:18 PM, Blogger Estrellita Mutante said...

Estoy pensando en todas las cosas que tengo de las que me avergüenzo terriblemente... solo de pensarlo me enrojezco.

 
At 2:29 PM, Anonymous LeBon said...

A los ventipocos años, decidí que cierto sector de mi discografía no me interesaba puesto que mis gustos habían evolucionado (involucionado diría yo ahora) y organicé un rastrillo donde muchos de mis colegas se dieron de hostias por determinados vinilos...
Ahora pienso que tendría que ser yo quien los apalizara hasta que me devolviesen todos los discos que me espolearon (si es que aún los conservan) y así ahorrarme la búsqueda por las tiendas de segunda mano y la pasta que me gasto en reponerlos.
Ser impulsivo no es prudente cuando de deshacerte de cosas se trata.

 
At 3:05 PM, Blogger Markitos said...

Yo tengo por ahí algún disco despreciable, incluso algún tebeo, pero no por ello tengo que renegar de ello. Cuando lo compré creía que era interesante.

Ocurre lo mismo con las personas.

Sacando pecho ante la ridiculez de uno.

 
At 4:25 PM, Blogger el loco oficial said...

Me alegra saber, querida Pussy, que tilda de interesante a ese gran innovador armónico-disonante que es el monje Thelonious (y eso que tocaba con los dedos "planos"). Por ejemplo me vienen a la mente temas como off minor, round about midnight, straigh no chaser y blue monk (tremendos).
Me ha hecho gracia lo de la ingente cantidad de discos, yo me he mudado dos veces por falta de espacio (por libros)...así que los discos no me puedo permitir tenerlos en vinilo aunque quisiera...cuánto ocuparían 6000 vinilos, usted que entiende de estas cosas?

 
At 4:59 PM, Blogger 1977 said...

Cuidadito con lo que dices de la ELO a ver si me voy a tener que poner duro contigo, Pussy cari... Violencia de género, violencia de género... Si es que vais provocando, joder.

 
At 7:28 PM, Blogger BELMAR said...

buenas obras...

 
At 8:40 PM, Blogger Bizita Q said...

Pues a mi esto me pasa con el itunes oiga, tengo un terrible síndrome de Diógenes y acumulo mierdas memorables por iniciativa o recomendación. No he dado yo hostias con saña a manos intrometidas en tuna ni na.

 
At 10:57 PM, Blogger Cayetana Altovoltaje said...

¡Qué cansino es ser cool! Y el sentimentalismo sale caro: nunca cabes en un pisito, necesitas una mansión.

 
At 9:25 AM, Anonymous Anonymous said...

Lo increíble de este blog es que escriba lo que escriba la tal Pussi, siempre recibe un aluvión de respuestas. Enhorabuena Pussi, tu si que tienes un publico fiel. Y me dirás cómo lo haces porque mi blog siempre ha sido muy interesante y nadie responde nada. Tengo la impresión de que alguno de tus fans, o todos, están deseando hacer el amor contigo. No se explica de otra manera.

 
At 9:46 AM, Blogger Pussy Galore said...

ay, qué mala es la envidia anónima!

 
At 9:57 AM, Blogger Cayetana Altovoltaje said...

Joder, Pussy, a alguien le molesta mucho que nos masturbemos con tu blog.

 
At 2:40 PM, Blogger p said...

la ELO recuperó cierto toque moderniqui gracias a THE VIRGIN SUICIDES de SOFIA COPPOLA... y ahora hay MONTONES de grupos que suenan IGUAL que TOM TOM CLUB... yo guardo los discos de LUIS MIGUEL junto a los de SERGE GAINSBOURG y BLACK SABBATH...

 
At 7:00 PM, Blogger jazznoize said...

La ELO es una puta mierda, de siempre.
Que guai TOM TOM CLUB

 
At 1:08 PM, Anonymous Anonymous said...

La música es música...¿qué más da?.
A mi me ponen muchas canciones del Perales. Una vez vino un "colega" a esquilmarme los discos y se descojonó cuando vió que tenía un maxi de las Papa Levante (que además tenía un éxito descomunal en variadas fiestas), entonces le pregunté si a él le gustaban las Grecas (que por aquel entonces eran lo más de lo más)y el me dijo que claro, lo penso un momento y se puso colorado (como las PL). Así que dejémonos de moderneces que aquí quien más y quien menos cambia Radio 3 por M80 (a determinadas horas)

 
At 11:20 AM, Anonymous Anonymous said...

¡Qué guay!, ayer sin ir más lejos reivindicaba al Perales y hoy me doy cuenta que habíais puesto el yutube de "Cría Cuervos"...¡qué canción!

 
At 11:39 AM, Blogger Dr. Hichcock said...

A mí no me entra ningún complejo el tener en el mismo armario discos de Nick Drake o Walter Scott junto con los de Thompson Twins o China Crisis.
Incluso tengo uno de la ELO: ELO2.

 

Post a Comment

<< Home