Monday, March 12, 2007

Lo inútil

La resaca del sábado me mantuvo sedienta toda la mañana. Decidí comprar una botella de agua en el primer bar que me vino de camino. Cuando la pedí, el camarero preguntó: "Con o sin gas?" "Sin gas", dije y pensé: "Por supuesto, vaya pregunta!" Odio el agua con gas, me parece absurdo. De hecho no conozco a nadie que le guste. A lo largo de mi vida, por suerte o por desgracia, he pasado mucho tiempo en bares y nunca he visto a nadie pedirse una... por qué existe, entonces?
Pero el agua con gas no está sola en este barco. A quién le gustan las coles de bruselas? y el jengibre avinagrado que sirven los restaurantes japoneses acompañando al sushi? Hay miles de alimentos que nadie nunca come, pero son los dulces los que se llevan la palma de oro: los pasteles de boniato, el merengue, el turrón de almendra duro y los higos secos. Algunos de estos estoy segura desaparecerán pronto, porque sólo las generaciones más adultas los consumen. Otros, fueron fruto de una moda que pasó, gracias al cielo, pronto: Las pipas peladas, pero dónde está la diversión? Si como pipas, es por el ritual que conlleva, no porque estén buenas!
Por mucho que me pese, no todo en esta vida es comer. Hay otros sectores del mercado en los que podemos encajar esta idea... Muchas mercerías siguen ofreciendo ropa interior de color beige, se están intentando deshacer de stock de los años 50? NADIE la utilizaría en pleno siglo XXI. Las lentillas de colores suponen en sí otro terreno de análisis serio. Vamos a ver, no funcionan, mutan en tonos antinaturales, y por eso nadie las lleva, por qué se siguen anunciando?
No que yo sea la persona más funcional del mundo, de hecho mi casa está llena de género absolutamente inútil, por ejemplo, el cuarto de baño. Tengo el lavabo repleto de productos que jamás utilizo: Desde lacas de uñas de tonos rosáceos, máscaras de cabello, mascarillas exfoliantes, pinzas de pelo e incluso un jabón esencia de chocolate que no he utilizado porque me dá miedo. La culpa de esto la tienen los regalos de cumpleaños o Navidad de parientes lejanos, compañeros de trabajo y gente que no me conoce muy bien. Me dá pena tirar algunas de estas cosas, seré al fin y al cabo una sentimental?
La cocina no es menos, tapetes, bandejas, palillos chinos y delantales que se mueren de aburrimiento en los cajones. Mi favorito es ese trasto que mi madre me regaló que sostiene el teléfono móvil de pie, aún busco su utililidad, por eso no lo he tirado.
Es como irse de vacaciones a Valencia y meter en la maleta un paraguas, un absurdo, una contradicción en términos. Con lo bien que sienta tirar cosas a la basura...

15 Comments:

At 5:36 PM, Anonymous dp said...

cuando me preguntan cómo va la vida, nunca digo: tirando! siempre digo: derrochando!!

 
At 5:37 PM, Blogger Markitos said...

Yo pienso lo mismo de la caja de condones que tengo en mi cajón. Cada vez que creo que los voy a utilizar, me quedo a dos velas, y cuando los llevo, los necesito.

Hay muchos instrumentos inútiles, como los gorros para la lluvia, que al final mojan más que impermeabilizan. O los punteros laser, que al final solo sirven para gastar pilas.

 
At 5:37 PM, Blogger Markitos said...

Quería decir, cuando NO los llevo.

 
At 6:53 PM, Blogger Cayetana Altovoltaje said...

Reivindico el agua con gas, aunque confieso que sólo la pido fuera de España. Con una rodajita de limón.
Siempre me como el genjibre que ponen en mi plato de sushi, y el de todos mis compañeros. Me encanta su textura y es regusto picante jabonoso. ¡¡Y alarga la vida!!
También me gustan los higos secos, y si la gente los comiera más, José Coronado se quedaría sin trabajo. Estoy totalmente de acuerdo en lo de las pipas peladas (además... ¿cómo las pelan? eeeew!!!).
Conozco gente que usa lentillas de colores, mi súperfriend Paris (de los Jílton de toda la vida) sin ir further.
De productos de higiene inútiles está abarrotao mi baño. Pero es que soy adicta.
Electrogreetings

 
At 7:18 PM, Blogger Higronauta said...

Me sumo a cayetana, yo soy el elemento que se come el jengibre encurtido de los japoneses. Es más en mi afán por esa comida con sabor a colonia, me compro tarros repletos en los supermercados de rigor. Teóricamente son para las veladas en que cocino sushi, pero, en muchas ocasines, el rosado producto no llega vivo a tal fecha.

En cuanto al agua con gas, la experiencia más traumática la tuve la única vez que visité un balneario, y, presuponiéndose muchisísisimo más sana que la desgasada, no había líquido bebible que no fuera ésta. Las escapadas a la taberna del pueblo resultaron míticas, a qué negarlo.

 
At 7:21 PM, Blogger Enrique Ortiz said...

Pussy, a mí me encanta el agua con gas. Te cuento: mi padre se empeñó en llevarme cuando pequeño a los toros, tarea inútil pues no soy nada folklórico y perdió el tiempo. Antes de los toros, en Granada, había que tomar (por cojones) tradicionalmente un café solo (de bar, de esos espesitos) y un agua con gas. Por qué? Vete tú a saber... Yo he seguido con la costumbre del agua con gas, que es muy muy buena. Cuándo la tomo?. Generalmente sobre las diez y media a once de la mañana. Te has enchufado ya varios cafeses, es demasiado pronto para una caña. Qué tomas si tienes que tomar algo? Agua con gas, porque ni te va a joder la siesta con la cafeína ni te va a dar un punto tonto cervecero de demasiado pronto. También la tomo alguna tarde, con un cortado, después de éste. Es una delicia, de verdad, hace cosquillitas y sienta muy bien. Lo malo es que te la ponen en un envase de medio litro (sí, si no, prueba a pedirla) y tienes que dejarte algo. Un beso.

 
At 8:41 PM, Blogger sergiovich said...

¿eso lo he escrito yo?
Me identifico hasta en las comas.
Puta agua con gas.
Tengo nauseas!

 
At 9:02 PM, Blogger sergiovich said...

Lo subversivo de la pelicula-ciencia-ficción de M. Piccoli es la expansión de su comportamiento hacia el resto de la sociedad.
Gran película, creía que no la conocía nadie.
La guinda sería que comentases algo de Zardoz".
Por cierto, lo de Trance de autoayuda es sublime, pero tendrás que explicar cómo coño puede alguien ayudarse con esa mierdecilla sonora.

No metas el Blue Lines de M. attack en la incineradora.Es
imprescindible. No se pueden entender (en lo musical) los últimos 17 años.
Viva "el himno de la gran rueda"

Saludos, grauzónica.

 
At 9:40 PM, Blogger Dr.Benway said...

beber agua con gas es como beber directamente burbujas ¡qué siniestro!

 
At 12:58 AM, Blogger sin said...

yo como cayetana le encontré utilidad al agua con gas mezclándolo con limón...en mi caso no le echo una rodaja al agua sino que, hago mi limonada de agua con gas, lo cual es una forma de fabricarte tu propia y barata Fanta.
Este era un secreto que me tenía guardado por miedo a su propagación y posterior repercusión en las arcas de la compañia coca-cola...pero bueno, lo dicho dicho está.

 
At 10:13 AM, Blogger Pussy Galore said...

Sergiovich, ya comenté Zardoz en una ocasión...

Cayetana y Sin, a vosotros no os gusta el agua con gas, lo que os gusta es el limón...

 
At 10:48 AM, Anonymous pacoclavelbarraDivine said...

Me apasiona el agua con gas, la tomo sola y por litros cada vez que voy a comer alguna comida pesada. Pero la ciencia está saber cuales escoger, no todas son iguales, están las carbonatadas industrialmente y las naturales, si de verdad se quiere disfrutar de un agua con gas decente tiene uno que probarla mineral natural y si puede ser que tenga pocas sales, Delicious...
Aquí en ultramar, tenemos empanadillas de boniato riquísimas y unos isuperables merengues a los que no se les nota el azúcar con el que están hechos.

 
At 6:50 PM, Blogger 1977 said...

Me encantaba peerme en la bañera de chaval. Daba un gustico...

 
At 9:41 PM, Blogger malaputa said...

Mencantan las coles de bruselas, los higos secos (los veganos tienen que tirar de ellos), el merengue y a mi madre el turrón de almendra duro. Usé lentillas de colores una temporada un poco freak donde parecía el Actor Secundario Bob colado en Lo que el viento se llevó. Cuando no llevo la cabeza rapada utilizo mascarilla para el pelo. Las pinzas para el pelo las uso alguna vez. Y el jabón de chocolate... paso, utilizo gel de olivas de The body shop...
Ah, y el agua con gas es una cosa rara que cada vez me gusta más... :(
Eso sí, estoy contigo, el que tuvo la genial idea de las pipas peladas tuvo una ocurrencia de puta pena, con lo guay que saben las cáscaras...

 
At 1:11 PM, Blogger Hans said...

A mí si que me gusta el agua con gas. Qué se le va a hacer.

 

Post a Comment

<< Home