Friday, February 23, 2007

Técnicos Informáticos

De todas las posibles formas de empezar un post, la más vulgar es: “Hoy, en el trabajo…” Trabajar es odioso, a nadie le gusta, por lo que cuanto menos se hable de él, mejor. Cuéntenme lo que les sucedió nada más salir, o lo que les pasó de camino, pero eviten los detalles de las ocho horas durante las que tuvo tiempo de pudrirse frente al ordenador.
Por todos es sabido que las reglas que aplicamos a los demás no tienen porqué coincidir con las pautas que nos marcamos a nosotros mismos. Es de muy mal gusto predicar con el ejemplo. Ahí va mi post de hoy:

Hoy, en el trabajo, tuve serios problemas informáticos. El sistema entero se bloqueó y no me quedó más remedio que llamar al técnico informático del centro. Hasta aquí, la parte interesante, lo que sigue carece de todo atractivo literario.
Los técnicos informáticos: Si la biblioteca en la que trabajo fuera una monarquía, ellos serían los reyes, se les rinde sumisión como si lo fueran: Entran por la puerta al más puro estilo sheriff del oeste y te entran ganas de tirarte a sus pies y rogarle un poco de ayuda, necesitas Internet, aunque sea a la velocidad de la desesperación.
Yo creo que ellos lo saben y juegan con eso, porque mantienen una actitud dolorosamente escéptica, se comportan como un semidios que no se fía un pelo de tu inocencia. Me parece atisbar en ellos cierta sospecha, como si de antemano ya te consideraran culpable del estado del ordenador. Es una actitud desconfiada y aprensiva que comparten con muchos médicos. Me hace preguntas tipo: “Ha tenido usted alguna vez algún problema cargando programas?” Y yo, con lágrimas en los ojos: “No, es la primera vez, es un síntoma que nunca había sufrido”. “Cuál fue exactamente el mensaje que apareció en la pantalla?” “Se ha bajado usted alguna aplicación prohibida por el centro?” “Voy a tener que borrar su profile e instalarla de nuevo”. Todo esto dicho utilizando el tono del perdonavidas. Y es que los técnicos informáticos son los médicos de nuestro vicio, por lo que nos sentimos siempre en deuda con ellos.
Comienza por revisar mis archivos personales, en una situación de incomodidad supina, parecía que mi intimidad se estaba haciendo pública. Es entonces que recordé la carpeta en la que reside mi colección de fotos privadas, ésas que sólo la persona que tomó conoce. Gracias al cielo, en un giro inesperado, se introduce en lugares del ordenador que ni siquiera sabía que existían, pero sin llevar a cabo grandes tareas, como quien pasea en coche despacio para dejarse ver pero sin parar a merodear. Entonces disiente con la cabeza y levanta una ceja a la vez. Murmura: "Nah"... Ya está, pienso, todo perdido. Mis favoritos, mis contraseñas, mis documentos, mi música, todo por la borda. Después de registrar cada rincón del ordenador sin llevar a cabo ni una sola modificación, termina por apagar y encender el sistema. Todo resucita de pronto, un truco tan antiguo como efectivo. Es como cuando la tele pierde recepción, o cuando la caja del plus no descodifica, nada da mejor resultado que darle al Off y al On; oye, como nueva. Yo de hecho dudo que hagan algo más en sus vidas que apagar y conectar ordenadores, una carrera entera que te enseña a darle al shut down. Cinco años para saber cómo apretar un botón y imagino, aprender a ser cool. No les quiero quitar mérito, pero estoy segura de que el 95% de las veces que un técnico acude a solucionar un problema ha sido la artimaña OFF-ON la que les ha dado resultado. Pero eso sí, manejan el ratón como si fueran Clint Eastwood.
Los técnicos informáticos son además los tipos más populares, es posible que sean unos freaks impresentables, pero tener uno como "colega" es lo que todos hemos soñado alguna vez. Yo he oído a mucha gente jactarse de contar entre sus amistades con uno de ellos: "Pues si se me jode el ordenata, llamo a mi colega el nerdy que es técnico y no me cobra". Como tropezar con una mina de oro. Dá igual que el nerdy no se lave, que cuente los peores chistes, que te insulte o que se tire a tu novia, es técnico, y mientras arregle tu ordenador, tiene licencia para matar.
En la sociedad contemporánea tienen el papel del chamán, son respetados y caros, es por eso que la próxima vez que tu ordenador se congele, desenchúfalo y vuélvelo a enchufar, no les dejes ver tus carpetas privadas. Es probable que su motivación para formar parte del sector haya sido espiar intimidades ajenas.

11 Comments:

At 11:36 AM, Blogger Markitos said...

Me acabo de acordar de la película de Mortadelo y Filemón, cuando el Doctor Bacterio daba los golpecitos para que sus inventos funcionarán.

Yo tengo amigos ingenieros informáticos y tienen menos idea que yo de ordenadores.

 
At 11:45 AM, Blogger Enrique Ortiz said...

Qué razón tiene, Sra. Pussy. Añado que son siniestros, que nunca están cuando los necesitas, que uno dice una cosa y otro la contraria, que siempre están amenazando. En fin... Lo de encender y apagar es como un milagro, sí. Me gustaría a mí tener un mecanismo semejante o que hubiera algún mecanismo que me llevara por esos derroteros. Un beso, Pussy. Buen fin de semana.

 
At 12:06 PM, Blogger d16 said...

Detesto a los tecnicos informaticos, los detesto. Para ellos siempre el problema es un virus! no existe otra causa para los problemas de un ordenador! Por suerte se algo de informatica y me las puedo arreglar con mi computadora. Deberia de contar que atrás en el tiempo cuando tenía aproximadamente 16 fui tecnico informatico =S

 
At 12:52 PM, Blogger Pussy Galore said...

Markitos, yo también utilizo el truco del golpecito, que lleg a veces a puñetazo... a veces funciona.

Enrique, más razón que un santo. Y unos sádicos también. Y pervertidos :)

d16, técnico a los 16, viene de ahí su nick?

 
At 2:59 PM, Blogger d16 said...

jajaja! no, es solo una coincidencia que no la vi venir...

 
At 5:27 PM, Blogger 1977 said...

http://www.youtube.com/watch?v=R3nNR_XALoQ

 
At 8:08 PM, Blogger Cayetana Altovoltaje said...

Desde luego, con las máquinas infernales siempre funciona lo de cogerles por el enchufe y preguntar "¿quién manda aquí? ¿eh?"
Aparte de eso... mm yo te diría que NUNCA NEVER EVER de la muerte tengas fotos privadas en una máquina a la que otros puedan tener acceso... todo lo que alguna vez estuvo en un disco duro se puede recuperar.
Menos si es algo de vital importancia como una tesis, claro.

 
At 6:59 PM, Anonymous dp said...

mi hermano es técnico y la verdad es que me siento más protegido que un dictador, la cosa nostra, vamos.

 
At 2:40 PM, Blogger XabiBenPuta said...

Ja, ja, ja!!! Es verdad, a mi empresa viene todo los martes un técnico y es tal y como lo dices!!

 
At 12:39 AM, Anonymous Anonymous said...

Habría que conocer la versión del técnico.

http://www.miguelgallardo.es
http://www.miguelgallardo.es/ingeniero
http://www.miguelgallardo.es/informatico
http://www.miguelgallardo.es/criptologo

 
At 11:33 PM, Blogger Valen said...

Está claro ahora entiendo porque trabajas en una biblioteca...

Dedicate a estudiar y trabaja de verdad. 5 años que tal vez tu no tengas ni posibilidad de estudiar porque tus conocimientos se limitan a saber cuantas paginas tiene el quijote y en que estanteria está situada.
Antes de escribir tal insulto hacia los que trabajamos en la informática deberias de aver pensado en tu trabajo.

 

Post a Comment

<< Home