Tuesday, November 14, 2006

La maldición de la batería

Si un día un hijo mío quisiera ser estrella de rock, yo lo primero que haría seria persuadirle para que sea cantante y no batería. Los cantantes son los que salen en las fotos de las revistas, los que se llevan todo el mérito y los que ligan con las grupis. A los baterías par a empezar, no se les ve. Viven ocultos tras tambores y platillos y además tienen una existencia maldita. Desde el momento en que deciden dedicarse a tal instrumento, están condenados a una muerte prematura y trágica.
El último caso ha sido el desdichado Matt Tong del grupo Block Party, que ha sido ingresado por el encharcamiento de uno de sus pulmones. El grupo estaba tocando en directo en Atlanta cuando el miembro se desmayó.
No es el primer batería con problemas de salud, ni será el último, aquí una lista de otros pobres afectados:

-Sam Fogarino chef y batería de Interpol, fue hospitalizado a principios de año tras perder la sensibilidad de su brazo. El diagnóstico, stress en los nervios.

Fogarino

-Jerome Dillon de Nine Inch Nails fue sustituído el año pasado debido a problemas cardíacos.

-Keith Moon: Este es probablemente el caso más extremo de autodestrucción rockera. Batería de The Who, fue famoso por destrozar habitaciones de hotel e incluso casas de sus amistades, llegando a destrozar el mobiliario lanzándolo por el balcón. Una de sus hazañas más famosas fue la de conducir un Rolls-royce hasta el fondo de una piscina. Un incidente de tráfico en el que su amigo y guardaespaldas Boland murió, marcó el resto de su existencia, y a los 32 años, tras una cena con Paul y Linda McCartney, murió de sobredosis de 32 pastillas de Chlormethiazole.

Moon

-Jim Gordon: El por muchos considerado “genio” que co-escribio Layla junto a Eric Clapton es el batería más famoso de la historia del rap. Su instrumento se desmoronó cuando tocaba Apache, uno de los momentos más sampleados por rappers. Desarrolló esquizofrenia paranoica y mató a su madre en 1983.

Gordon

-John Bonham, bateria de Led Zeppelín (yo no me fio de nadie a quien no le guste Led Zeppelín), al igual que Moon, destrozaba cada habitación de hotel en la que se alojaba. Murió en 1980 tras cuatro cuádruples vodkas.

Bonham

-Ginger Baker de Cream fue heroinómano durante 20 años en los que se mantuvo recluso, lo que despertó rumores acerca de su muerte. Tocó un solo de 16 minutos, Toad en Wheel son fire. En los 80, dejó las drogas y volvió a la música, siendo éste el único caso de salvación del listado.

Baker

-Richard Manual, que tocó en el grupo de Bob Dylan bebía una media de 8 botellas de Grand Marnier al día. Se colgó en 1986, rodeado de gramos de cocaina.

27 Comments:

At 9:30 AM, Anonymous astroplus said...

orale que interesante post, la verdad no sabia esta condena hacia los bateristas, sobre todo me soprendio lo del baterista de interpol ya que yo sigo a la banda, que mala noticia la verdad.

Pero creo le pasan peores cosas a los cantantes que a los bateristas en mi punto de vista... sera por que me gusta la bateria y siempre he querido tocar en un grupo siendo el baterista... ¬¬ jejeje...

saludos!

 
At 9:57 AM, Blogger Don Julito said...

A los baterías les pasan estas cosas porque suelen ser de temperamento salvaje y descontrolado...hay que aporrear sin descanso un instrumento, sin parar, continuamente y a todo trapo: es un instrumento para psychos...luego, cuando el concierto termina, ellos siguen a 100 y, claro...

...los bajos también tienen lo suyo

 
At 10:01 AM, Blogger Berbercho Productions said...

Por no hablar de los baterias de Spinal Taps.

 
At 10:36 AM, Blogger Roque said...

Interesante pussy, solo conocía a Bonham y a Baker, y si vale aporto éste, que no ha acabado mal... todavía

 
At 10:39 AM, Blogger El Gran Chimp said...

Steve Carlotti fue un batería poco conocido, de esos a sueldo, que tienen una rock-band pequeñica y se sacan el jornal aporreando el tambor en conciertos de grandes estrellas.
Steve Carlotti estuvo tocando la batería en los conciertos de Julio Iglesias durante 8 años, desde el 81 hasta el 90 y sus andanzas, poco conocidas, son míticas: Steve bebía una media de 8 o 9 whiskys al día y tenía tendencia a mezclarlas con cocaína, se acostó con todas las coristas de Julio (con Julio haciéndolo también), destrozó tres mesas de ruleta en un casino de Francia al ver que no ganaba, reventó la ruedas de los camiones que transportaban el equipo de los conciertos solo para poder follarse a dos groupies de 37 años de Julio y, finalmente, en 1985 intentó violar a Julio José Iglesias, el hijo menor de nuestro cantante más reconocido.
Desde entonces está cumpliendo prisión en una cárcel de Florida y se ha convertido al Islam.
¿Que no?

 
At 10:50 AM, Blogger Pussy Galore said...

jodeeeeeeer!! voy a investigar ese caso ahora mismo!!

Roque, Manolo es CALIDAD, yo he ido muchas veces a su tugurio valenciano, qué miedo, oiga.

DonJu, toda la razón sobre los bajos, ese será otro post.

 
At 10:58 AM, Blogger Enrique Ortiz said...

es usted un lujazo, Sra. Galore. Cada día me gusta esto más. Pobres baterías.

 
At 11:58 AM, Blogger Scari Wó said...

Se me ocurre alguno más:

Bill Ward no salió de gira con Black Sabbath en la reunión del 97 por problemas cardiacos, resultado de una larga amistad con Johnny Walker.

Cozy Powell (Rainbow, MSG, Whitesnake, etc.) murió al año siguiente en un accidente de Tráfico.

El batería de Hanoi Rocks, Razzle, murió en otro accidente de tráfico en 1984, provocado por el cantante de Mötley Crüe, Vince Neil, que conducía borracho, provocando la disolución del grupo.

 
At 12:15 PM, Blogger El Gran Chimp said...

Perdone, pero me ataca la culpabilidad, srta. Galore. No investigue, la historia de Steve Carlotti es fruto de mi mente enferma.
¿Pero a que hubiese sido genial que ese tipo tratase de violar a Julio José? Ahora entenderíamos muchas más cosas!
A sus pies, póngame el tacón de aguja en el gaznate.

 
At 12:58 PM, Blogger Pussy Galore said...

jajaja! como digo siempre, no dejaré que la sombra de la verdad se interponga en una buena historia.

Por Steve!

 
At 1:10 PM, Anonymous Jules Uijttewaal said...

Canito (Tos), Pedro Antonio Díaz (Los secretos) o Eduardo Benavente (batería de Alaska y Pegamoides, y cantante de Parálisis Permanente) son ejemplos a nivel nacional .
Afortunadamente también hay casos contrarios como el de Zurdo Roitzner (bateria entre otros de Astor Piazzolla, Vinicius de Moraes y Toquinho) que a sus sesenta y tantos mantiente un gran nivel, y una mata de pelo considerable.

Saludos Pussy

 
At 1:44 PM, Blogger d16 said...

Mientras leia al principio del articulo estaba por sugerirte que a tu hijo lo vuelvas baterista de jazz, aunque al final me dio mucho miedo...

 
At 7:48 PM, Anonymous paula said...

Epic Soundtracks, batería de los Swell Maps, Jacobites, Crime & the City Solution, These Inmortal Souls y un larguísimo etcétera, se suicidó en 1997 -barbitúricos por medio- cuando su carrera como solista era una realidad establecida. Aunque creo, como dicen más arriba, que es fundamental investigar en qué medida estos trastornos también afectan a otros miembros de la banda. El caso de los bajistas es muy atractivo, pero quisiera recalcar que los cantantes siempre se llevan la peor parte. Miren a Axl Rose o al sosete cantante de Keane, internado por su adicción a las drogas. Quién lo diría...

 
At 9:32 AM, Blogger Miriam (flxt) said...

Pues a mi me encantaba Steven Adler, a pesar de que no se le veía detras de la batería, te digo yo que era monisimo.

 
At 1:43 PM, Blogger Rev T said...

Por cierto, Pussy... Richard Manuel ( no Manual) era el pianista de The Band, grupo sobre el que se debería investigar algo más. Aparte de la larga lista de baterias muertos en Spinal Tap, solo se me ocurren una serie de "losers" como Matt Sorum de Guns'n'Roses, Lars Ulrich con su gilipollez supina ( y eso sí que te puede matar) o el yonkarro del batería de Kiss, Peter Criss. Claro que, también hay casos de baterías muy sanos...

 
At 7:59 PM, Blogger Hans said...

No sólo es la capacidad de autodestrucción de los baterías (BTW, Canito y Pedro -Tos/Secretos- murieron en accidente. Desde entonces empleamos la crudelísima frase para describir situaciones de alto riesgo: 'tiene más peligro que ser el batería de los Secretos') si no el hecho de que todos acaban renegando de su instrumento. Es muy jodido ver cómo los bajistas, guitarras y cantantes se lucen (y cosechan fama y sexo, al menos en teoría) y ellos no se comen un colín. Está también el problema de la recambiabilidad: si cambias al guitarra o al cantante de una banda se nota mucho más que si cambias al bateras. A su favor tienen que hay muy pocos en el mercado. Ser batería tiene muchas salidas, como estudiar Derecho, más o menos.

 
At 7:35 PM, Blogger Pussy Galore said...

muchas gracias a todos por seguir aportando, me estoy pensando escribir una segunda parte: Baterias II.

 
At 4:12 PM, Anonymous Anonymous said...

Ahí va mi teoría: no es que se dediquen a tocar la batería por estar locos, sino que se vuelven locos por culpa de la batería. Igual que muchos pianistas, las vibraciones continuas por encima del umbral saludable a que se ven sometidos continuamente acaban por desquiciarlos (o volverlos sordos). Si no, que se lo pregunten a Beethoven.

 
At 1:16 PM, Blogger oscar said...

A mi todo esto me parece una leyenda urbana, para escribir sobre algo.
Porqué vamos a ver: Kurt Kobain, no era bateria, Jim Morrison tampoco, Janis Joplin tampoco, Jimi Hendrix, tampoco, y muchos otros que precisamente no tenían unas vidas ejemplares y mire Vd como terminaron.

Así que por favor no digamos gili.....y hablemos de músicos en general independientemente del instrumento que toquen.

 
At 3:52 PM, Blogger Pussy Galore said...

Hablar de músicos en general se lo dejo a usted, Oscar que seguro que lo hace de maravilla. Porqué no empieza por los Kiss?

 
At 11:42 AM, Blogger oscar said...

Los Kiss no son mi especialidad, aunque formen parte de la historia del rock. Kisses for you, Pussy.

 
At 11:43 AM, Blogger oscar said...

uuuu

 
At 4:48 PM, Anonymous Anonymous said...

Por otra parte siempre se ha dicho que el batería es el que más liga jeje

Otro caso de un batería malogrado es DENNIS WILSON de los Beach Boys, grupo con la historia más negra del rock. Dennis sí era el guapo "oficial" del grupo, se dedicó a vivir deprisa: muchos ligues, muchas drogas... incluso conoció a Charles Manson que instaló a su "familia" en su casa (por suerte supo alejarse a tiempo de ese clan). Acabó muriendo ahogado a los 39 años.

 
At 8:54 AM, Blogger francisco said...

puta yo soy baterista y lo tullo es pura maricera perra con el pito pequeño

 
At 6:42 AM, Blogger sariss093 said...

Hey Mr. me parece demaciado sopechoso lo que dice mas hay que tomar en cuenta que no solo Los bateristas caen en el mal de la “buena vida” muchos bajistas, guitarista y cantante a nivel mundial han sufrido muertes espantosa y adicción mortiferas e incluso a ácidos nocivos, no hay que hecharle solo la culpa a los bateristas. Ellos son la parte más importante de una banda pues llevan el tiempo y ell ritmo para dejar que los otros instrumentos se lucan. Así que señor sin ofender hable mejor de otros temas pues, cosas pasa a mucha gente no significa que a todas...
Por cierto soy baterista y me molesta que no dejaría Ud a su hijo tocar batería solo por ese estúpido eteriotico que Ud ha creado...

 
At 1:28 PM, Blogger Javier Cascón Conesa said...

Pienso lo mismo que sariss093.Yo también toco dicho instrumento de manera rutinaria y nunca me ha pasado nada.
Hay más guitarristas muertos que baterías y músicos como Roger Taylor(Queen),Phil Collins(Genesis),Alex Gomez(Mana) y otros muchos siguen hoy en día al pie del cañón de las bandas.

 
At 4:24 AM, Blogger Sexshopbali.com said...

very nice post.....

1.VIMAX
2.VIMAX Asli
3.VIMAX Canada
4.VIMAX Canada Asli
5.VIMAX Canada Original

 

Post a Comment

<< Home