Tuesday, February 21, 2006

Historia de un disco: Jersey Devil Social Club

Corria el año 1980, y los hermanos Lorenzo y Vincenzo Capo andaban absortos creando una pieza musical homenaje a su disco favorito: Black Devil Disco Club un legendario disco compuesto en 1978 por múscos desconocidos que probablemente se dedicaban a la música de archivo en Francia. Habian emigrado a New Jersey unos años antes, y aún tenian dificultades con el idioma, pero grandes entusiastas de la música, alquilaron un estudio y comenzaron a trabajar. La hija de Vincenzo, Anabella era de toda la familia la que más habia pulido el acento, por eso le pidieron que cantara, pero tras un par de nefastas pruebas decidieron que mejor que hablara. Un par de amigos percusionistas terminaron con el reparto de miembros, simplemente conocidos como Carlos 1 y Carlos 2, estos dos personajes hoy continuan siendo un misterio.
Cuatro años después y unas cuantas cintas inacabadas y sin editar como resultado, el grupo que aún no habia conseguido un mísero contrato, se deshizo y el material se guardó en un cajón. Los dos hermanos abrieron una pizzeria, Vinnie's Pizzarama en el barrio en el que años más tarde Morgan Geist se mudaba.
Un dia de 2001, los hermanos deciden escuchar las viejas grabaciones y las llevan a la pizzeria. Ese mismo dia, Geist sale a dar un paseo y se detiene a comer algo. Al entrar en el restaurante, la música le deja traspuesto:
-Esto es muy bueno, quién es?
Y asi fue como la discográfica Environ lo reeditó y reimprimió. Electro disco, funk desviado, italo disco y algo de banda sonora de terror en temas como Homage at 121 BPM, Italo Bassline y Magnifique.



Las malas lenguas dicen que esta historia se la inventó Geist para promocionar el disco y que en realidad la única persona detrás del álbum es él mismo. Algo asi como una versión posmoderna del antiguo recurso: "Un mercader árabe me vendió este manuscrito..." A mi me gustaria que fuera cierta porque me encanta, I want to believe.

5 Comments:

At 12:15 PM, Blogger Aura said...

Mmmm, me da a mí que el príncipe oscuro tuvo algo que ver con ésto. ¿No dicen nada en esa historia de un caballero vestido de negro que apareció sorprendentemente con un maletín?
Y es que no hay que ir invocándolo.

¿Pediría pizza de peperoni?

 
At 12:53 PM, Blogger Markitos said...

Siempre hay que envolver todo con una aureola de misterio. Hay que vender a toda costa, el marketing no duerme nunca.
¿Y una pizza con piña?

 
At 2:15 PM, Blogger Don Julito said...

Creo que un misterioso encapuchado le ha enviado un mail...revíselo

 
At 5:07 PM, Blogger JOLGORIO said...

Muy bonita la historia, estoy de acuerdo contigo a veces la realidad nos estropea las ilusiones cerremos la puerta y recibamos los regalos de los reyes magos. Un beso.

He ido a curiosear tu primer post pues he visto que hace un año y ya se de donde sale una información tan exacta y fabulosa, de tu cabecita.Otro beso.

 
At 10:59 AM, Blogger Markitos said...

Me parece raro que no hayas visto Underworld (la banda sonora te gustaría). El gótico solo aparece como estética visual; si apareciera algún gótico checo (se rodó en Praga), no haría falta ni vampiros ni hombres lobos.
Me acuerdo de los góticos que ví en Berlín, del susto que me pegué, por que aparecierón por detrás en el subway, volvierón dos días antes mis huevos a España. Esos si que dan miedo, y no los que veo por Madrid.

 

Post a Comment

<< Home