Thursday, January 26, 2006

Death bed - the bed that eats

Oscuridad interrumpida por el sonido del masticar. Un sótano de cemento dominado por una cama barroca sobre la que cuelga un grabado estilo Beardsley. Una voz: "I've been imprisioned behind my painting in this limbo for 60 years since my death. I think that in half of that time I've been listening to that monster snore."
Una pareja despistada entra en el zulo donde reside la casa para paracticar un poco de artes amatorias. Se recuestan, retozan y la cama los engulle y disuelve. Salpicaduras de sangre.
Es entonces que empieza la primera parte: la peli está dividida en tres partes: Breakfast / Dinner / The just dessert.
Los antecedentes de la cama son complejos y relacionados con lo oculto. Un demonio residente en un árbol se enamoró de una bella manceba, allá en el S. XIX. Utilizando sus poderes supernaturales, el diablillo construyó una cama en la que seducirla, pero ah! castigo divino: todo aquel que atente contra de las reglas de la naturaleza será castigado con la muerte, como lo es ella al copular con un no-humano. El demonio se pilla un cabreo mundial, vuelve a su árbol, y la cama yace en el sótano de una casa abandonada deborando todo lo que cae suficientemente cerca. Vemos flashbacks del pasado de la cama y sus víctimas, en uno de ellos, el apetito del lecho es tal, que llega a alimentarse de la casa que la cobija, dejando solo en búnker en el que habita. El grabado es su única compañia: el creador fue asesinado y su alma hecha presa eternamente.
Tres apetecibles jovenzuelas dan a parar a sus proximidades, y dos de ellas perecen en el intento. La tercera se nos presenta inmune, no es especificado, pero imaginamos que hay similitudes físicas entre ésta y la novia del demonio. Con la ayuda de su hermano, descubren que una vez cada 10 años el diablo duerme en ella y la cama pierde su poder... el artista entonces es libre de avisar a las posibles víctimas y a través de un ritual, de transmitir el secreto de cómo puede ser vencida.

Death Bed-The bed that eats

Death Bed - the bed that eats (George Barry, 1977) es excelente, subversiva, con unos efectos especiales hipnóticos, más propios de 1914 que de las fechas en las que se rodó y con unos toques más teatrales que cinéfilos. Es como una pieza para un Grand Guignol con un argumento no solo delirante, es también demente.
Hay una clara evidencia de pobreza, la peli es dolorosamente barata: los diálogos evitan los rostros, en un intento de disimular el mal doblaje de corta y pega, lo que se conviete en un rasgo positivo, dotando la peli de una extraordinaria excentricidad. Si tuviera que adivinar, yo diria que esto es un proyecto estudiantil, con algún desnudo picante y repetitivo diálogo arrojado para alargar a una hora y media una idea descabellada. Definitivamente, la peli posee ese esquizoide toque de arte vs. explotation.

"You gaze me as a painting on the wall and I see you as a serving upon some monstrous silver platter"-The Artist

5 Comments:

At 12:50 PM, Anonymous D.Julito said...

Ja,,ja,ja!!! No,no....ja,ja,ja....lo ha hecho otra vez!

 
At 1:42 PM, Blogger Aura said...

Niña, me has dejado muda. Ahora mismo sólo puedo pensar que si no veo esta peli pronto moríré de pena irremediablemente, se ha convertido en una necesidad física...
Dios mío, estoy en shock.

 
At 2:00 PM, Blogger Azetato said...

Oh… la has pintado muy apetecible.

 
At 5:06 PM, Blogger Markitos said...

Interesante. Es gracioso, nunca faltan un par de desnudos femeninos en las películas de terror. Un beso.

 
At 5:21 PM, Blogger JOLGORIO said...

Autentico, la idea de una cama devoradora, sexo, historia de amor, demonios, completita de verdad, me ha encantado la historia esta. Para mejor rollo sin un puto duro, es decir que imaginación y a tirar millas.Genial.Un beso.

Gracias por los animos a la ferrari, ¿tambien naciste en Maranello?, ¿eres de color rojo?.

 

Post a Comment

<< Home