Wednesday, May 31, 2006

Expedientes trash del cine británico (7): Tales that witness madness

Tales that witness madness

Las pelis de episodios de terror pulp de Amicus son estupendas. Asylum, From beyond the grave, Tales from the Crypt, The house that dripped blood y tantas otras tienen un elevado valor hortera. A mi personalmente me parecen todas hijas de la grandiosa Dead of Night (Alberto Cavalcanti, 1945).
Tales that witness madness (Freddie Francis, 1972) es una de ellas, y además está repleta de viejas glorias de a pantalla como Kim Novak, Donald Pleasence, Jack Hawkins y Joan Collins. Pero no es oro todo lo que reluce.
Cuatro historias unidas por un vínculo forzado y débil: los personajes son todos enfermos de una institución mental en la que los psiquiatras son los narradores. La primera historia, Mr Tiger es un auténtico chorizo, pero la salva una última escena gore en la que el niño protagonista contempla la muerte de sus padres con el rostro impasible (el padre es clavadito a un Action Man setentero, no pude dejar de reir ante la idea). La segunda historia, Penny Farthing, es lo que decimos en valencia un cuento “sense trellat”. Una bici antigua, el retrato del tio raro y viajes en el tiempo. De este capítulo lo que más me gusta son los cambios de humor en el retrato, que se llevan a cabo insertando un fotograma, tan fácil y tan efectivo!
La tercera, Mel, es mi favorita, y es tan ridícula que resumiré el argumento: Un matrimonio feliz. Una mañana el esposo artista (Michael Jayston) vuelve de hacer su rutinario footing a casa, no con flores, sino con nada menos que un árbol, que según él dice tiene forma de mujer. A su pareja (Joan Collins), el tronco no le hace ninguna gracia y hasta le da un poco de celetes. Estos celos se ven confirmados con la progresiva obsesión del marido por el trozo de madera y su eventual rechazo a la pobre Joan. Un dia, cansada de todo el temita, se planta un salto de cama e intenta seducirlo diciéndole que pasan un western en la tele, pero se vuelve a la cama con las manos vacias. Es entonces que tiene un sueño en que el árbol la ataca y… la viola. Nuestra querida Joan Collins violada por un arbol! (alguien buscaba antecedentes a Evil Dead?) Esto es digno de la Recopilación Pegamín de escenas de cama mal rollo. Lo único bueno que se puede decir es que termina mal y (spoilers) Joan muere.
El cuarto relato, Luau, es demasiado, voodoo, canivalismo, el culito de Mary Tamm (para fans de Star Treck) y mucho sinsentido. Ni pies ni cabeza.
La peli termina con la genial frase: This is the most preposterous thing I have ever heard. Lo que en mi caso resume exactamente mis sentimientos hacia ella.

Photobucket - Video and Image Hosting

14 Comments:

At 8:40 AM, Blogger Aura said...

El poster de la peli me encanta, pero la foto que ha escogido de Joan no tiene precio. La historia del árbol es antológica, voy a buscar la película sólo para verla, esto sí es terror...

 
At 9:05 AM, Blogger XTN said...

Wow, "peaso" foto de Joan Collins, tan sugerente, tan "ven aquí que vas a saber lo que es bueno". Ese tirante caidito a posta… y esa pierna descubierta… uff me estoy poniendo "77".
Eso si, Pussy, habria que fusilar al decorador que perpetró semejantes drapeados, que más parecen los pololos de Nellie Oleson que una romántica cama con dosel… ¿Y esas lámparas? Y las mesitas de noche ¿son de metacrilato?

 
At 10:13 AM, Blogger Markitos said...

Excelsior!!

 
At 11:17 AM, Blogger Don Julito said...

Yo creo más bien en un arbol (o matorral) violado por Joan...me pega más...

 
At 11:54 AM, Blogger Pussy Galore said...

jejeje, si quieres la llamo para la orgia Pegaminesca.

 
At 12:35 PM, Anonymous angel said...

uff!! recuerdo esta pelicula como una de las más ridículas con las q jamás he `perdido el tiempo... El seguindo relato, el victoriano, me dejó patitieso... el resto es q ni los recuerdo....

 
At 3:05 PM, Blogger Don Julito said...

No te atreves tú solita con todos? si no tenemos ni media "corná"....

 
At 3:14 PM, Blogger Higronauta said...

¡¡Joan Collins violada por un árbol!!!! Creo que esa escena es la que le falta al puzzle de mi vida para darle el sentido completo a todo (O no, pero no sé si conseguiré conciliar el sueño hasta que halla visto esta joya). Gracias por la referencia, againz ;)

 
At 4:01 PM, Blogger Pussy Galore said...

no, no, DonJu, claro que me atrevo solita, si yo lo hacia por darle a la escena un poco de glamour, hay rumores que dicen que Joan tiene el parrús de platino

 
At 4:35 PM, Blogger 1977 said...

Dí que sí, xtn, yo he pensado lo mismo de la foto de la Collins. Y por supuesto me he puesto "77" :D En su época de esplendor te coje y te mata a polvos la jodía. Y en el camino hacia la muerte te enseña unas cuantas cosas.

 
At 5:36 PM, Blogger Horrorscope said...

Quiero esa escena en la selección de escenas chungas... de Pegamin ¡Ya!
P.D.: Se que el listón está alto, pero con eso arrasas fijo.

 
At 7:43 PM, Anonymous dame pánico said...

joer qué cama! seguro que está hecha con el arbolito abusón.
no me la pierdo.

 
At 10:53 PM, Blogger chicostupidos said...

visita mi cama invisible, mi orgía invisible, mis vampiros invisibles, mi mente indivisible: perder el tiempo con gente que se puede tocar es la peor manera de malgastar tus días

 
At 12:30 PM, Blogger Ender said...

ese es el peligro de los árboles lesbiana, que tienen la mala leche de una tía y la fuerza de un roble y encima la Collins provocando...

 

Post a Comment

<< Home