Friday, December 08, 2006

Dónde estabas cuando...?

Dónde estabas tú el 11 de Septiembre de 2001? Yo pasaba el día en Londres, en el metro se respiraba un ambiente inquieto, y por la portada de un periódico de la tarde que uno de los pasajeros leía, me dí cuenta de que algo había pasado.
Salí a la calle en la siguiente estación para comprar un diario, y de camino me topé con un micrófono de la BBC y un foco que me apuntaba. Una voz detrás del micro me preguntaba qué me parecía la catástrofe, pero no contesté porque aún no sabía qué había pasado. Todos recordamos ese día, dónde estábamos cuando nos enteramos y cómo reaccionamos. No me preguntes qué hice al día siguiente porque jamás sería capaz de recordarlo.
Todo esto viene del poema que Enrique Ortiz publicó el otro día sobre el día de la boda real. Recordé que ese día yo estaba de vacaciones en el Sur y decidí apearme en Málaga para dar un paseo. Ignorando el evento, me sorprendió encontrarme con una ciudad tan vacía. Me tomé un café en un bar y grasiento que desde una tele en una esquina, retransmitía la ceremonia.
Días cualquiera que al convertirse en históricos graban nuestros cotidianos e insignificantes pasos, nuestro discurrir por un mundo pendiente de un suceso.
El día de la mayor manifestación jamás llevada a cabo en Glasgow fue hace cuatro años, contra la guerra de Irak. Yo ese día me abría camino entre manifestantes cargada con un inmenso cuadro, regalo de la galería en la que trabajaba al director del banco de Escocia. A saber qué tipo de trato tenían.
El 11M me desperté con resaca, y decidí tomarme el día libre, holgazanear por casa hasta que se hiciera una hora decente para volver al bar. Pasaba por una racha alcohólica, una de tantas que hoy en día no recordaría a no ser porque al llegar al pub, un conocido me contó lo que había pasado. Recuerdo que después de hacer algunas llamadas telefónicas bebí como un pez y discutí con una amiga.
Cuando condenaron a muerte a Saddam, yo iba de camino al oculista a revisarme la vista y a recoger un nuevo set de lentillas, como tenía tiempo, paré a desayunar en un café con Internet wireless. Llevaba el portátil, así que leí las noticias de la BBC y recuerdo que me afectó bastante.
Cosas insignificantes que, si no fuera porque sucedieron tal día, jamás recordaría.

20 Comments:

At 4:06 PM, Anonymous dp said...

y cuando nosotros estamos viviendo un momento transcendental, qué estará haciendo prince en ese preciso momento, lo mismo está cagando, y clint estwood, durmiendo quizás?

 
At 4:12 PM, Blogger Pussy Galore said...

Prince no caga, que él es tan ideal, que tiene un organismo que recicla en pearls & diamonds...

 
At 4:27 PM, Blogger Enrique Ortiz said...

Tanto el 11M como el 11S me pillaron trabajando, en el mismo sitio, para la misma empresa, al lado de Cuzco. La boda me pilló en un momento y sitio mejor: en casa, un sábado por la mañana, pensando como mejorar la paella de marisco; de aquel día guardo uno de los mejores trucos: sofreir la cabeza de las gambas en el aceite, en la misma paella; da mejor sabor, un sabor inconfundible, pero tiene el inconveniente de ensuciar mucho el aceite, con lo cual luego debes tener mucho cuidado para que no se te queme el ajo. Valenciana, ud sabe mejor que nadie de lo que hablo. Por estos entonces de onces emes y eses yo ya había pasado mi época etílica. Un beso.

 
At 4:55 PM, Blogger Atum said...

Yo es que soy de ésos a los que una magdalena les evoca más que la muerte de tres mil personas. No por insensible, sino por todo lo contrario.

En el caso del 11M sí recuerdo que andaba por institutos pegando carteles para unas jornadas de cómic. Alguien hablaba por ahí de una bomba, pero yo estaba muy pendiente de lo desarrolladas que están nuestras púberes de la ESO. Será porque, lo que decía, estoy lleno de sensibilidad.

 
At 9:42 PM, Blogger lugrumante said...

Todavía me sorprende que el mundo no se acabara el 11-S. Estudiaba para mi último examen de Historia del Arte y, joder, estuve en un tris de tirar los apuntes a la basura y prepararme a morir...
No recuerdo cómo llegué a tu blog, interesantísimo, pero ya me sé el camino. Saludos.

 
At 5:22 PM, Blogger lak_brona said...

Ufff yo en el 11S también pasaba por un examen que, obviamente, debido al efecto mariposa, suspendí.
Y el día que murió el papa, bueno bueno, estaba de borrachera y seguí en ella para festejar semejante acontecimiento.
Eso sí, no recuerdo qué demonios hacía el día en que la Leti nos dijo que seguiría ejerciendo de coneja...

 
At 8:51 AM, Anonymous kikidelus said...

Recuerdo perfectamente que cuando el 11-M la radio me desperto a las 6 am, no paraban de hablar de la tragedia y entre suenios y palabreria me parecio algo surreal. Mi companera puso la tele a las 7 de la manana y aunque parezca insensible nos hechamos a reir...dios! los americanos no se podian creer que habian sido atacados en su propio territorio!! aqui en Sydney las noticias se sienten lejos...

 
At 8:35 AM, Anonymous denke said...

pues yo estaba tan tranquilo en el sofa.

es curioso lo q pasa el unico año q no me queda nada para septiembre...

 
At 10:57 AM, Blogger Don Julito said...

El 11-S estaba con el perito del seguro que evaluaba los daños que unos chorizos habían hecho en la puerta de la que hoy es mi vivienda...el 11-M estaba allí mismo...en la batalla

 
At 11:06 AM, Blogger sergiovich said...

muriendo en internet.
P.D: te gustan los ragga twins y sus padrinos sonoros Shut aup and dance. Me encanta "hooligang 69" y su megasampler de mantronix.
Hoy pincharé mis vinilos cuando vuelva a casa.
Wipe the needle!

 
At 12:30 PM, Anonymous Anonymous said...

Yo estaba con una resaca terrible.
Y ayer también.

 
At 10:12 PM, Blogger Higronauta said...

Recuerdo donde estaba porque la televisión estaba encendida y digamos que lo ví "en directo". Si no, palabra que no lo recordaría. Tengo una memoria de elefante tan selectiva que no me acuerdo ni de donde estaba el día de mi nacimiento...

 
At 10:31 PM, Anonymous dr.benway said...

Por partes:

El 11-s estaba leyendo un poco después de comer y mi hermana me llamó para que fuera al salón. Entonces lo ví y me rayó un poco, justo cuando iba a volver a mi habitación para retomar mi lectura (era El Halcón Maltés de Hammett) se estrelló el segundo avión; lo único que se me ocurrió decir fue "ya la hemos liado".

El día de la boda real estaba viéndola como muchos españolitos. Como me aburría me puse a jugar al ordenata.

El 11-m estaba en clase, al menos cuando me enteré.

Aah y la próxima vez que pase por Málaga avise que le invito a un cafetito :D

 
At 12:43 PM, Blogger Kaleidoscope Girl said...

recuerdo más el 11-m. estaba en londres durmiendo en casa de una madrileña y nos despertó una llamada de sus padres. estuvimos pendientes de la tele (que hablaban de los morlacos desde el mediodía), luego me fui al instituto cervantes y en la cafetería estaba puesto el documental de las víctimas de eta en la uno.

a la mañana siguiente, imposible comprar un periódico español.

fanfastástico post.

 
At 3:49 PM, Blogger Don Julito said...

Cuando el juicio de Saddam estaba comiendole el cuqui a Pussy...te acuerdas que bien lo pasemos?

 
At 11:14 AM, Blogger Pussy Galore said...

si, si, yo ya te he recomendado a todas mis amigas, prepárate para recibir unas cuantas llamadas...

 
At 2:53 PM, Blogger Don Julito said...

Bajo a comprar una barra de cacao labial...tus amigas son mis amigas

 
At 2:25 PM, Blogger Don Julito said...

hombre...si me aseguras que son limpitas, a cuchillo sin cacao...

 
At 2:38 PM, Blogger Pussy Galore said...

yo las he visto lavarse en el bidé, a chorrazo limpio.

 
At 2:03 PM, Blogger Don Julito said...

En ese caso mi lengua está ávida

 

Post a Comment

<< Home